Actualizar la pensión de alimentos IPC negativo - Povedano Picola Abogados
16442
single,single-post,postid-16442,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Actualizar la pensión de alimentos IPC negativo

Actualizar la pensión de alimentos IPC negativo

¿Que hacemos con la actualización de la pensión de alimentos cuando el IPC es negativo?

¿La dejamos igual o la rebajamos teniendo en cuenta el IPC negativo?

En primer lugar, hay que leer el contenido de la sentencia por el que se aprueba el Convenio Regulador de separación o divorcio.

Si la redacción de las fluctuaciones del IPC no contemplan la reducción, tendremos el problema resuelto.

Pero si por lo contrario, está redactado de forma genérica ” la pensión de alimentos se actualizará cada año en función de las variaciones que experimente el IPC…” hay que tener en cuenta varios factores.

Cuando el IPC es negativo no puede aplicarse de manera automática la reducción de las pensiones, sino que habrá de valorarse el caso concreto, atendiendo a las variaciones experimentadas en los ingresos del obligado a abonar la pensión.

De no ser así, se estaría quebrantando el principio de proporcionalidad del artículo 146 CC, y conduciría a una situación injusta si se redujera el importe de la pensión cuando los ingresos del obligado al pago no han disminuido.

Ejemplo: Que los ingresos del obligado al pago sean superiores en la actualidad a los tenidos en cuenta en el momento de cifrar la pensión alimenticia actual.

Valorando el caso concreto, y aunque el IPC sea negativo, si las necesidades de los hijos siguen siendo las mismas y los ingresos del obligado al pago también no debería reducirse la pensión de alimentos.

Esta solución que plantea la doctrina y jurisprudencia es acorde a la consideración de las pensiones de alimentos como deudas de valor, por lo que la razón de ser de su actualización es que no pierdan poder adquisitivo y puedan seguir atendiendo a las necesidades para las que se han concedido.

Dada la especial naturaleza de la pensión de alimentos, entiendo que sería aplicable, por analogía, al menos la prohibición de no reducir su importe cuando el IPC sea negativo y siempre que se demuestre que los ingresos del obligado al pago no han mermado por esa reducción negativa del IPC.

Pensemos en que las pensiones de alimentos están dirigidas a sufragar los gastos de los hijos y que con ella se mantiene su estabilidad y por ello tiene más sentido hacer una interpretación integradora que no dé lugar a situaciones absurdas.

Povedano Picola Abogados

  • Abogados divorcios mataró – barcelona
No hay comentarios

Publique un comentario

¿Llevan más de 1 mes sin abonarle la renta? Para recuperar la mensualidad del alquiler y la vivienda del inquilino o arrendatario.